Conectarse

Recuperar mi contraseña







Últimos temas
» Vampire Knight † Clase Nocturna † Academia Cross [normal]
Miér Ago 08, 2012 9:01 pm por Invitado

» AVISO: Botón
Mar Jun 19, 2012 7:43 pm por Invitado

» Dead Stalkers Foro Rol
Miér Feb 08, 2012 5:32 pm por Invitado

» Homo Club -Rol Yaoi. - Confirmación -
Mar Feb 07, 2012 8:20 pm por Invitado

» Saint Welt
Dom Feb 05, 2012 2:11 am por Drachen D. Adrik

» Registro de Avatares
Sáb Ene 28, 2012 2:13 pm por Yuechi Nagase

» Reglas de Prison Breaking
Jue Ene 26, 2012 5:52 pm por Yuechi Nagase

» Registro de prisioneros
Jue Ene 26, 2012 1:10 am por Drachen D. Adrik

» Nicole O'Neil's File
Miér Ene 25, 2012 9:26 pm por Rikuto Rosiel







Mejores posteadores
Daemon Rosiel (28)
 
Rikuto Rosiel (9)
 
Drachen D. Adrik (7)
 
Melrose Midford (4)
 
Leonardo Bronuva (4)
 
Nicole O'Neil (3)
 
Yuechi Nagase (2)
 
Laura Bluehearth (1)
 
Lacie (1)
 
Sion (1)
 


Ficha Leonardo

Ir abajo

Ficha Leonardo

Mensaje por Leonardo Bronuva el Dom Ene 08, 2012 10:23 pm

Nombre y Apellido:
Leonardo Bronuva

Edad:
18 años

Raza:

Bloodist

¿Por qué estás en Prisión Breaking?:

Hace muchos años sucedió un “accidente” en el cual hice que muchas personas perdieran la vida… Principalmente alguien que yo quise mucho… fue una de esas épocas donde perdí el control de mí mismo y la sangre maldita que estaba sellada en mi cuerpo se liberó y vengó todo el tiempo que fue reprimida…

¿Cuantos años es tu condena en Prisión Breaking?

Muchos, quizá toda la vida ¿a quién le importa? Al menos a mí no… estar aquí se me hace mejor que estar afuera, donde ya no hay nadie ni nada por lo que vivir… sería prácticamente lo mismo.

Orientación Sexual:
Bisexual

Rango Sexual:
Suke

Fértil/Infértil:
Fértil

Descripción Física:
Soy de complexión mediana, ni muy gruesa ni muy pequeña, mido exactamente 1,80metros y peso aproximadamente 63k, estando un poco bajo para el peso que se supone debo tener, concordante con mi altura. Mi piel es de un color casi blanco, pero no llegando a pálido ni viéndose enfermizo… Suelo vestir casi siempre una camisa de manga larga con botones y de color blanco, con los dos primeros sin abrochar, y un pantalón negro; casi nunca se me ve con otro estilo de ropa, porque me da igual.
Mi cabello es de color castaño, un tanto oscuro aunque con reflejos más claros, está un poco largo y siempre despeinado ya que no me interesa peinarme, principalmente oscureciendo mis ojos… cuales tiene una peculiaridad que casi no se ve. El derecho es de un claro color verde… pero el izquierdo muestra un intenso rojo; en la época que no estuve encerrado usaba siempre una lentilla para disimular el color “antinatural” entre los humanos, pero ya en la prisión la costumbre se me quitó. Ahora, mi rostro muestra siempre seriedad, aunado a ello que mis ojos casi nunca dejan ver nada, posiblemente se pueda tomar como frialdad o algo así, es decisión de cada uno.
Fuera de ello no tengo nada especial… mi cuerpo está un poco trabajado, aunque es más bien resistente.

Descripción Psicológica:
Mi personalidad no es la gran cosa, simplemente soy un tipo “corriente” que no espera nada, o al menos eso pienso. Sinceramente nunca algo me causó mucho interés y por más que busqué esa razón para despertar todos los días no la encontré, por ello, mi vida no tiene un real sentido, y como consecuencia, no hay mucho por decir de mí. Cuando no se libera mi pecado soy “pasivo”, suelo no hablar mucho, siquiera prestar atención a lo que me rodea, igual soy distraído y muy pocas veces me intereso en algo o alguien, si se da tal caso mi interés no suele durar mucho, y si dura, es uno de esos llamados “milagros” ya que es duro de conseguir en mí tal respuesta… Pero después de todo y aunque en la mayoría de las cosas son indiferente tengo sentimientos… aunque muy hundidos entre capas y capas de escudos. Cuando se trata de querer a las personas no puedo asegurar nada, pues realmente aunque lo intento suelo no lograrlo… La única y primera vez que quise a alguien este alguien murió en mis brazos… quizá es por ello que tan difícil se me hace. Ahora bien, cuando se trata de la naturaleza de mi sangre la cosa cambia completamente. Todos los pecados del mundo nacen en mí y el deseo de matar es tan grande que es en vano intentar controlarme. La sed de sangre es inmensa, las ganas de contemplar y proporcionar sufrimiento casi siempre es lo que más me entretiene, siendo ésta la causa de mi encierro. Aquél que nace en mí no tiene noción de los sentimientos y mucho menos de la cordura, es un vil demonio que duerme en mi cuerpo, guardando su rencor contra todo ser vivo –principalmente mi familia- y despotricándolo cada vez que tiene oportunidad, aprovechándose de mi natural “poder”. Su odio es inmenso, yo ni siquiera lo siento; su venganza no tiene fin, la mía no existe. A pesar de ser el mismo, no somos iguales, de hecho, somos todo lo contrario. Yo tengo una vaga noción de los sentimientos humanos, incluso tengo experiencia conviviendo con ellos antes de ser encerrado, aunque casi no los experimenté, supe lo que era querer, estar alegre y después perder el interés… No aprendí lo que era dar la vida por una persona a pesar de que pude querer, ni muchas cosas más, pero al menos supe algo… En cambio ‘él’ detesta todo lo relacionado, bueno, en realidad detesta todo lo que no sea su persona, su venganza, su odio y nada más. A veces quiero creer que no somos el mismo, pero ese sello me lo confirma más de una vez… soy yo, mi verdadero yo.

Habilidades:
Tengo las habilidades naturales de mi raza. Puedo crear lo que se me antoje con mi sangre, llámense armas o animales; casi siempre las que mi parte sellada usa son animales míticos, teniendo un especial interés por un León magnífico. Las armas al ser más rápidas casi no son usadas, pero igual, cuando solo quiere matar por matar, usa una especie de látigo más filoso que cualquier espada que se haya visto jamás, siempre partiendo de la sangre. Por mi parte –que casi nunca uso mis habilidades- si me es necesario uso una espada tan filosa como el látigo que usa él… o sino el mismo látigo, ya que mi cuerpo está más acostumbrado a él.

Debilidades:
El frío es mi principal mal, a pesar de que me gusta casi siempre termino enfermo si no me abrigo como “debería” ser. Puedo ser muy asesino y toda la cosa, pero igual tengo un cuerpo que debe cuidarse, cual sufre todo lo que un cuerpo normal sufre. También otra debilidad mía es querer a alguien, ya que mis defensas y frialdad naturales parecen atontarse y es más probable que salga lastimado, aunque no lo demuestre. La culpa es otro de mis grandes males, pues parece acompañarme siempre a todos lados.

Historia:
¿Cuántos años tenía cuando se “despertó” por primera vez? Quizá unos 7, ese lado tan oscuro de mi ser vio la tan odiada luz cuando yo tenía 7 años. En aquella época no entendía lo que me pasaba, no tenía ese sello que caracteriza a los de mi raza porque nunca lo había necesitado… hasta ese momento. Las personas que me dieron vida se asustaron al ver tan grande ‘potencial’ en mí, tanta destrucción en un niño… en seguida tomaron manos a la obra, se hicieron cargo de mí como todo buen padre debía hacer… El sello dolió tanto que estuve sin consciencia por una semana, ellos se hacían cargo de mi cuerpo, cual sufría las consecuencias de haber sido sometido a tal violencia, pero claro, era por mi bien, o se suponía, así que estaba bien… Sin embargo eso le dio luz verde a quien vivía dentro de mí para avivar su odio. Creo que principalmente lo que me hicieron fue lo que proporcionó tal. Igual, se mantuvo ‘dormido’ desde esa época, no causaba molestias y mi ‘poder’ se iba desarrollando con bastante rapidez, nadie creyó que eso mismo fuera malo…
Mi vida fue en realidad ‘perfecta’ o al menos así era de fuera, porque en mi interior miles de conflictos se creaban y destruían conforme pasaban los días. Como era obvio en mi adolescencia tuve parejas, y aunque llegué a querer a la mayoría mi interés se terminaba yendo. Muchas veces caí en crisis por eso, pero después ya solo lo ignoraba. Una época me quedé solo, aunque era más bien por mi culpa, ya que yo alejaba a todas las ‘posibilidades’. En mis 13 años fue cuando me di cuenta de mi orientación sexual y tuve luego varias parejas de mi mismo sexo, pero como con todos, fue igual. Vivía como una persona normal, y bueno se suponía yo era normal.
Por ahí de mis 15 años ya tenía un avanzado nivel entre los de mi clase, mis progenitores estaban orgullosos de mi dominio sobre mi propia sangre y mi gran resistencia, igual que estaban aliviados porque no me había vuelto a ‘despertar’ como varios de mis compañeros habían hecho… creían que eso era por el control sobre mí mismo… no sabían que ese lado mío sólo estaba esperando, como un Jaguar hace con su presa…
En mis mismos 15 años conocí a un chico que se volvió mi mejor amigo, estábamos siempre juntos y solían molestarlo mucho, especialmente porque mi persona nunca dejaba que nadie se acercara, excepto él, pero porque algo de su esencia me agradó. No era como los demás, y estaba tan solo como yo, a pesar de que estábamos rodeados de gente… éramos como dos gotas de agua en el desierto… y aparte de nuestras similitudes emocionales, también en nuestro dominio y poder éramos similares y eso fomentaba nuestra amistad. De hecho, lo llegué a considerar como un hermano… y realmente lo era.
Pero entonces sucedió lo inesperado. Después de diez años de espera, esa sangre maldita que estaba sellada logró romper su prisión… les dio una muerte lenta a aquellos que lo habían privado de su libertad, causó terror entre mi ‘familia’ y cumplió su venganza tal como quería. Aprovechó lo que sabía después de años de observar, aprovechó mi cuerpo y poder; eso me llevó a donde estoy ahora. Ahora yo fui privado de mi libertad y él volvió a ser sellado… Fui tachado como un peligro mortal al matar incluso a la persona que más quería… cuando él sólo intentaba ayudarme y frenarme… A decir verdad, fue él quien me selló de nuevo… nadie más lo logró… pero nadie más ofreció su vida a mí con tal de volver a la ‘normalidad’. Se sacrificó, pero así también me salvó y al poco de familia que me quedaba… Hizo lo que nadie y fue considerado un héroe. Yo también lo consideraba como tal, aunque igual un idiota… por ello yo me odiaba y odiaba a ese lado mío tan bastardo por haber causado su muerte, algo que definitivamente no se merecía, pero había sido lo suficientemente idiota y noble como para salvarme… Lo que más me dolió –porque yo también sentía dolor y demás emociones humanas- fueron sus últimas palabras, cuando yo por fin volvía en mí… Y después el encierro.
Aquél que comparte cuerpo conmigo –yo mismo, pero inhumano, sádico y bastardo- juró venganza contra los que nos encerraron, es decir, el poco de familia que me quedó, aunque en realidad, yo nunca los consideré como tales… Ellos habían sido los causantes de la muerte de la persona que yo más quise.
¿Y por qué los culpo a ellos y no a mí? Porque por culpa de ellos yo me desperté… simple y sencillamente por eso.

Extra:
-No le gusta que le mientan o le ordenen.
-Le gustan los felinos, principalmente los Leones y gatos.
-Ama la música e incluso tocaba el piano en sus años de libertad.
-Odia el ruido.
-No sabe querer por mucho tiempo, aunque muy en su interior quiere poder hacerlo de nuevo alguna vez.
-Su lado “bastardo” –como le dice- tiene su apoyo sólo en la venganza contra los que lo encerraron.
-Aunque parece que realmente no le importa nada no es así.
-Su mejor amigo se llamaba Dayren Hisani.
- La frase que Dayren le dijo antes de morir fue: “No olvides que yo hago todo esto porque Te amo… no por ellos…”
-Tiene un gran sentimiento de culpa sobre las espaldas.

Apariencia/Imagen:
Spoiler:


Nombre del personaje y del anime que pertenece tu personaje:
Saitou Yakumo / Shinrei Tantei Yakumo.

““Que la sangre se derrame por los inocentes, que la locura lleve a los pecadores al infierno, que dios escuche mis plegarias. Amén””

avatar
Leonardo Bronuva
Bloodist
Bloodist

Masculino Localización : En mi nuevo 'hogar' -mofa-

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha Leonardo

Mensaje por Daemon Rosiel el Dom Ene 08, 2012 10:49 pm

Sonrisa ladina mientras observa al chico nuevo en la prisión , coloca un poco mejor su máscara y posa su mano en su barbilla mientras ladea su cabeza delicadamente izquierdo , suelta una carcajada inminente en el lugar y es ahí cuando su voz hace resonar entre todas –Bienvenido hijo no amado por dios , este es Prison Breaking el lugar donde jamás saldrás y quizás encuentres consuelo en alguien diferente , este es el lugar perfecto para pensar y reconsiderar en algo … aun me pregunto si tu dios te ama porque te convirtió en lo que eres , en fin no es mi problema y tampoco me interesa …después de todo tengo mejores cosas que hacer pero te menciono algo , te estoy vigilando …aun que critiques o digas que soy un demonio o lo que sea pero nos parecemos en algo jovencito…en fin nos vemos –El joven extraño se levanta de la silla y da un saludo antes de salir y hacer que los guardias atraparan al joven para llevarlo a su celda , el problema aquí es …¿Quién es el joven enmascarado?.




¡Gracias por unirte a Prison Breaking!

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.